Menu

Vergüenza en el judaísmo latinoamericano: AMIA lanza a la calle a RADIO JAI

Vergüenza en el judaísmo latinoamericano: AMIA lanza a la calle a RADIO JAI

La Argentina es un lugar desconcertante. Para ilustrar lo difícil que es entenderla, el Nobel de Economía Simon Kuznets dijo una vez que había cuatro clases de países: los desarrollados, los subdesarrollados, Japón y la Argentina. Los hermanos del Plata son uno de los pocos países de América que soportaron atentados feroces sobre sus instituciones judías e israelíes, lo cual no es culpa de nadie, pero cuyas cuentas a la hora de la reconstrucción del edificio de la Mutual Judía fueron objeto de controversia.

El titular de la DAIA de aquel entonces, Ruben Beraja resultó encausado penalmente. La Amia tuvo como tesorero al cuestionado Segio Szpolski, varias veces caído en desgracia en una sola vida. 

Dos bancos de capitales judíos quebraron de manera escandalosa, el Patricios y el Mayo en la década del noventa. Familiares de víctimas del atentado contra la mutual terminaron como funcionarios Kirchneristas y apoyaron el encubrimiento hacia Irán.

 Hoy la colectividad argentina enfrenta un nuevo escándalo. ¿Como resolverían en el mundo civilizado la restitución de un inmueble que ocupa gratuitamente una radio comunitaria judía? Se iniciarían los trámites de desalojo, se le otorgarían in-numerables prórrogas y finalmente se buscaría una salida negociada para que de una vez por todas el inmueble sea restituido. Todas las alternativas posibles están abiertas, menos tirarlos a la calle. 

 ¿ Como resolvió la AMIA y RADIO JAI el diferendo? Mediante una desocupación forzada. ¿Que alegó la mutual ashkenazit? Que la emisora es una sociedad anónima que ocupa un inmueble donado por la Asociación de Comedores Populares Israelitas. Que Radio Jai jamás había compensado economicamente por el uso del mismo. La directiva dijo que valora la labor comunicacional del medio pero que igual los iban a lanzar a la calle.

 La autoridades de AMIA dijeron que tuvieron innumerales reuniones con el dueño de RADIO JAI Miguel Steuerman, pero que no pudieron llegar a ningún acuerdo.

Fuentes cercanas a la conducción de la AMIA aclararon que el tercer piso de Valentín Gómez 2950 estaba ilegalmente ocupado por Akafot Agencia de Publicidad, la empresa responsable de Radio Jai, que emite por FM en 96.3 Megahertz. "Nunca pagaron nada por el alquiler de ese piso, que es un edificio de AMIA", señalaron en la entidad judía.

En cambio, desde Radio Jai, afirmaron que “AMIA nunca solicitó de manera verbal ni por escrito monto alguno a la emisora en carácter de usuario de dicho espacio, que se nos brindara de manera gratuita como comodatarios por los propietarios anteriores”.

El desalojo "significó llenar 11 camiones de mudanza, 40 peones y 12 horas ininterrumpidas de tarea que destruyeron 20 años de trabajo y cuantiosas inversiones realizadas", dijo en un comunicado Radio Jai.

Además, aseguró que a fines de 2014 la AMIA tenía planeado alquilar el edificio de Valentín Gómez a la universidad IUNA, por lo cual Radio Jai acordó mudarse de ahí, pero que en esa ocasión AMIA iba a absorber "los costos de la obra civil a realizar en las nuevas instalaciones, se haría cargo del alquiler por un período de tres años y contrataría una pauta publicitaria con Radio Jai". Pero que esa operación se cayó, por motivos ajenos a la emisora. Y ahora AMIA no ofreció esas mismas condiciones que hace tres años.

El escándalo que produjo el enfrentamiento entre AMIA y Radio Jai llevó a que la comisión directiva de la Cámara de Comercio Argentino Israelí haga un "llamamiento a la cordura y al entendimiento entre las partes, solicitándoles retrotraer la situación, a fin de asegurar a la radio un espacio adecuado de transmisión". Asimismo, propuso generar un espacio de "mediación, que permita encontrar una solución aceptable para todos".

 

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba