Menu

Historiador que cataloga a Israel de racista y exterminador, representó la mirada palestina en la UDELAR

Historiador que cataloga a Israel de racista y exterminador, representó la mirada palestina en la UDELAR
 Como no podía ser de otra manera, el evento organizado por los ingenuos y presuntamente racionales compatriotas terminó en bochorno. Es que uno de los invitados era Alejandro Hamed Franco, un diplomático paraguayo de ascendencia  siria, que tuvo su momento de gloria bajo la presidencia del destituido y picaflor Presidente Lugo, cuando fue su ministro de Relaciones Exteriores, designación que causó preocupación en los Estados Unidos y en la colectividades judías. 
 Este historiador, recibido en Uruguay,  publicó varias obras en donde defiende la causa palestina y cuestiona al Estado de Israel, al que califica como racista y arbitrario.

En su libro “La intifada palestina y su poesía”, Hamed resalta el espíritu de los poetas árabes de defender sus “raíces permanentemente expuestas a la agresión del expoliador”.

Hace una década comentó en la presentación de su libro, que el pueblo árabe palestino no estaba dispuesto a sucumbir ante la campaña de exterminio que le amenaza. Según confió a nuestros colegas de Pagina 12, un  cercano asesor del destituido Presidente Lugo que pidió no revelar su nombre, la embajada norteamericana le advirtió al  primer mandatario paraguayo de ese entonces sobre el supuesto prontuario del diplomático. “Pedimos pruebas sobre sus presuntos vínculos con Hamas y Hezbolá, pero nunca llegaron”, aseguró.  

 Su carrera diplomática y política comenzó casi por azar en 2008 cuando el gobierno del Presidente de Paraguay de ese entonces, Nicanor Duarte Frutos decidió abrir una embajada en el Líbano. Como sería la única representación diplomática en el Medio Oriente, el mandatario colorado quiso quedar bien con la importante comunidad musulmana del país –asentada principalmente en Ciudad del Este–- y les pidió que sugirieran un nombre. Hamed Franco, un profesor de historia de la Universidad Nacional de Asunción, fue la elección unánime. A través de sus libros, el historiador se había hecho famoso por criticar el “racismo israelí” y ensalzar la lucha palestina.

Según informa el matutino El Observador, la charla Entre Palestina e Israel: las alternativas a la solución de dos Estados",  fue  organizada por el PIT-CNT en la Universidad de la República (UdelaR) el jueves 22 de marzo   Por el lado judío se presentó el politólogo argentino Damián Szvalb -de ascendencia judía- para que propusieran soluciones al conflicto israelí- palestino. En un clima de tensión y discrepancias, una charla que buscaba acercar a ambas partes terminó en una nueva disputa.

 La sala estaba dividida en dos: de un lado, un grupo de personas solo aplaudía lo que decía Szvalb y, del otro, los aplausos estaban dirigidos a Hamed. Cuando alguno de los dos expositores decía algo con lo que una parte de la platea no estaba de acuerdo, enseguida se escuchaba: "¡Eso es todo mentira!".
 La otra mitad de los oyentes no se quedaba en silencio y contestaba, hasta que los organizadores pedían que se respetara el clima de tolerancia en el que se tenía que desarrollar el debate. Esas tensiones se repitieron una y otra vez a lo largo de la charla.
 "¿Cuál es el pensamiento del palestino? De frustración, naturalmente. De ser un campesino que cultivaba su tierra antes de 1948 pasa a ser refugiado. Tuvo que dejar su territorio por la violencia, tuvo que refugiarse en el desierto como podía con las mismas Naciones Unidas queriendo paliar en alguna medida la barbaridad que había cometido", opinó Hamed.
 El historiador afirmó que Israel construyó "el muro de la vergüenza" en 2003 –una división entre los dos Estados que tendrá una longitud de 700 kilómetros cuando esté terminado, según datos de las Naciones Unidas- e hizo hincapié en que está puesto "en gran parte" en territorio palestino. "Algunos dicen que sirvió de ejemplo para el muro de división que el señor (Donald) Trump va a utilizar entre Estados Unidos y México", agregó Hamed.
Por su parte, Szvalb sostuvo que el muro fue construido por las autoridades israelíes como medida de seguridad. Afirmó que si bien la división "no es lo ideal y nadie la quiere", en algún momento el mundo podrá ser derrumbada mientras que las vidas de los judíos que murieron durante atentados terroristas palestinos no se pueden recuperar. "El resultado en términos numéricos ha sido excelente para Israel, en términos de vidas. A partir de ese momento se bajó la cantidad de atentados en un 99% que provenían de Cisjordania", sostuvo.
El politólogo reconoció que Israel debería sacar los asentamientos de personas que están en territorio palestino y que también tendría que dejar de levantar el muro, pero argumentó que no puede hacer nada de eso porque el país no se siente seguro. "No se olviden que la parte más angosta de Israel no llega a los 15 kilómetros, ¿qué país del mundo podría aceptar no tener las condiciones mínimas necesarias de seguridad en un vecindario absolutamente convulsionado?", cuestionó.
 

Gritos

Cuando Szvalb terminó de hablar, un hombre gritó: "Ahí está el problema, acá estamos buscando soluciones a la uruguaya". El oyente señaló una de las pancartas que había colocadas en la sala, que desconocía la existencia de dos Estados y pedía que solo se reconociera a Palestina. "¡No hay dos Estados, hay uno solo y es palestino!", gritaba una mujer del otro lado del auditorio.
 El hombre –a quien sus compañeros le pedían que no siguiera discutiendo- dijo que esa no era forma de negociar porque Israel nunca iba a aceptar quedarse sin nada. "Esa es una solución a la uruguaya", repetía.
 Cuando el debate fue retomado, Hamed arremetió contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Cuestionó su decisión de trasladar la embajada de ese país de Tel- Aviv a Jerusalén pero destacó que, pese a la postura estadounidense, Israel es el país que más condenas tiene por parte de las Naciones Unidas.
 "El ministro de las Fuerzas Armadas de Israel, Avigdor Lieberman, dijo que habría que llevar a todos los palestinos al mar Muerto, que es el lugar más bajo de la tierra, y ahogarlos ahí y que termine de una vez su historia. Esa amenaza está pendiente y por eso reacciona la comunidad internacional", sostuvo.
 Szvalb no se quedó callado y, cuando le llegó su turno, contestó que es "muy llamativo" que Israel tenga tantas condenas de las Naciones Unidas, mientras otros países como Siria no reciben cuestionamientos permanentes de la comunidad internacional cuando se "atropellan" los derechos humanos. "Israel claramente tiene un problema en Naciones Unidas, pero es muy raro que un país tan pequeño tenga tantas condenas frente a un mundo" que no es perfecto", cuestionó.
 El encuentro duró más de dos horas, pero los objetivos no fueron logrados. El debate organizado por el PIT-CNT aspiraba a brindar alternativas para solucionar el conflicto, pero terminó en una defensa cerrada, dependiendo del orador, de las acciones que tanto Israel como Palestina asumen. El público presente tampoco logró ponerse de acuerdo y las soluciones uruguayas no prosperaron.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba