Menu

Horror por profanación en campo de concentración de Kaunas

Horror por profanación en campo de concentración de Kaunas

JTA

Tropas lituanas hicieron ejercicios de guerra en  un antiguo campo de concentración y cementerio  judío en Kaunas.

Un batallón de tropas de las fuerzas especiales acampó el lunes en el séptimo fuerte, la primera de docenas de campos de concentración establecidos por la Alemania nazi después de su invasión hacia el este de 1941, informó el jueves el sitio de noticias Kauno Diena. El despliegue es parte de un simulacro militar.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Lituania no respondió inmediatamente a las preguntas de la JTA sobre la naturaleza exacta del despliegue.

Los restos de 5.000 judíos asesinados están enterrados en el fuerte en fosas comunes que están marcadas por unos pocos palos y rocas. Los familiares a veces visitan el sitio para encender velas en memoria de los muertos.

Privatizado por el gobierno en 2009, el Séptimo Fuerte, un complejo de bunker de 18 acres, está dirigido por una organización no gubernamental encabezada por Vladimir Orlov, historiador aficionado y entusiasta militar de 38 años.

Su organización cobra entradas a los terrenos, donde operan campamentos de verano para niños y organiza eventos privados. Los ingresos se utilizan para la preservación del sitio como una institución educativa donde el genocidio se enseña junto a la herencia militar lituana. Él declinó decir cuánto ingresos le genera el sitio y cuánto se gasta en la conmemoración.

La comunidad judía de Lituania dijo el año pasado que la privatización fue un "enorme error" que ocurrió a pesar de su oposición. Al igual que los otros dos países bálticos, la preocupación del gobierno lituano por las políticas expansionistas de Rusia ha llevado a actualizar sus propias capacidades de defensa. Este verano, miles de soldados entrenaron con contingentes de la OTAN en todo el país.

Efraim Zuroff, cazador de nazis  del Centro Simon Wiesenthal en cuestiones relativas a Europa del Este, condenó el despliegue por mostrar una "increíble falta de sensibilidad" por parte de las autoridades en un sitio donde los milicianos lituanos lideraron la masacre de miles de personas en el interior del país por espacio de dos días en julio de 1941. Zuroff, que ha escrito extensamente sobre Lituania y la Séptima Fortaleza, dijo que el despliegue plantea preocupaciones por la posible profanación de los cementerios ya que el área donde están enterrados los cuerpos "no está vallada", agregó.

Entre el 4 y el 6 de julio de 1941, los milicianos locales pertenecientes al Batallón de Defensa Nacional pro fascista llevaron a cabo el asesinato de 3.000 personas en el Séptimo Fuerte. Esa unidad fue precursora de los batallones colaboracionistas de la Policía de Seguridad, que trabajaron con los nazis alemanes en Lituania ocupada.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba