Menu

Varios judíos ganaron el Premio Nobel este año.

Varios judíos ganaron el Premio Nobel este año.

JTA

Tres científicos estadounidenses recibieron el Premio Nobel de Física, entre ellos uno que huyó de los nazis con sus padres y otro cuyos abuelos eran inmigrantes polacos.

Rainer Weiss, profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y Kip Thorne y Barry Barish, ambos del Instituto Tecnológico de California, fueron galardonados el martes por el descubrimiento de las ondas gravitatorias, que fueron predichas por Albert Einstein hace un siglo. Las ondas gravitacionales son ondulaciones en el espacio y el tiempo que ayudan a los científicos a explorar objetos en el espacio.

Weiss ganó la mitad del premio de $ 1.1 millones, con Barish y Thorne compartiendo la otra mitad.

Drever murió este año; el Premio Nobel no se otorga póstumamente.

Weiss, de 85 años, nació en Berlín de una madre no judía y de un padre judío. La familia huyó de Berlín para Praga cuando Weiss era un bebé porque su padre era judío y miembro del Partido Comunista. Después del acuerdo de Munich en 1938, la familia abandonó Praga para dirigirse a los Estados Unidos. Weiss obtuvo su doctorado del MIT y en 1964 se unió a su facultad.

Barish, de 81 años, nació en Omaha, Nebraska, y creció en Los Ángeles, hijo de Lee y Harold Barish, hijos de inmigrantes polacos en Estados Unidos. Obtuvo su doctorado en 1962 en la Universidad de California, Berkeley, y se unió a Caltech en 1963.

Thorne, de 77 años, recibió su doctorado en la Universidad de Princeton en 1965 y se unió a Caltech en 1967.

Michael Rosbash de la Universidad Brandeis, cuyos padres huyeron de la Alemania nazi, es hijo de un prestigioso hazán ( cantor de sinagoga). Fue uno de los tres científicos estadounidenses que ganaron  el Premio Nobel de Medicina. El premio otorgado a Rosbash, de 74 años, y los otros anunciados el lunes fue por sus descubrimientos sobre mecanismos moleculares que controlan el ritmo diario del cuerpo. Jeffrey Hall de la Universidad de Maine y Michael Young de la Rockefeller University en Nueva York se unieron a Rosbash para recibir el premio.

 

Utilizaron moscas de la fruta para aislar un gen que controla el ritmo de la vida cotidiana de un organismo vivo. Los relojes biológicos internos regulan funciones como el sueño, el comportamiento, los niveles hormonales y la temperatura corporal.

 

Rosbash, de 74 años, llegó a Brandeis en 1974 y se incorporó a la Cátedra Peter Gruber en Neurociencia y biología en la escuela no sectaria fundada por inmigrantes judíos.

 

"El anuncio inesperado de esta mañana sin duda afectó mis ritmos circadianos", dijo Rosbach en un comunicado de Brandeis. "Estoy encantado de unirme a Jeffrey y Michael en este reconocimiento. Agradezco a mis colegas de Brandeis y el inusual entorno que permite a los investigadores explorar sin fronteras y al mismo tiempo atraer a los estudiantes en el proceso de descubrimiento. Esta es una universidad muy especial, quizás única, "

 

Sus padres eran inmigrantes que huyeron de Alemania en 1938. Su padre era un cantor en Temple Ohabei Shalom, una sinagoga de la Reforma en Brookline, Massachusetts, no lejos del campus de Brandeis.

 

Rosbash y Hall comenzaron en Brandeis juntos en 1974; Hall es profesor. 

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba