Menu

El premio Jerusalém 2017 recayó en el Dr. Gerardo Amarilla.

El premio Jerusalém 2017 recayó en el Dr. Gerardo Amarilla.

Se celebró una nueva entrega de los Premios Jerusalém. El mismo fue instituido por la Organización Sionista Mundial y la Alcaldía de la capital de Israel, como forma de expresar el reconocimiento del pueblo judío a las personas que han bregado por la vigencia de los Derechos Humanos y la convivencia pacífica entre los pueblos. Dado que el seleccionado es un dirigente del Partido Nacional, en el acto estuvieron buena parte de sus compañeros: el Ex Presidente Dr. Luis Alberto Lacalle, el Sr. Luis Alberto Heber,  el Ing. Ruperto Long, el Dr. Javier García y demás personalidades. Varios de ellos, receptores del premio en anteriores ocasiones. También  asistió el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Jorge Chediak.

 Disertaron dirigentes de la Organización Sionista Mundial, el Presidente actual de la filial Uruguay, Sami Mylsztejn, la Embajadora de Israel Nina Ben Ami, quién sorprendió a la audiencia con la lectura de un histórico mensaje de preocupación por la suerte del naciente estado judío ante el posible ataque de sus vecinos árabes en 1967, hecho llegar a la sede hebrea por la poetisa  Juana de Ibarbourou. Las canciones en hebreo del coro de la Kehilá y las danzas del grupo de Rikudim, Naguía, fueron otro de los puntos emocionantes de una noche redonda.

No obstante hubo un hecho distinto. Varios integrantes de la Iglesia Evangélica Bautista se hicieron presentes en los salones de la Kehilá.  El premiado,  además, celebró un discurso plagado de pasajes bíblicos. Es que este pertenece a la congregación  de cristianos protestantes bautistas. Varios representantes de esa Iglesia han llegado a ocupar encumbrados cargos como la Presidencia de Estados Unidos, por ejemplo los demócratas Jimmy Carter y Bill Clinton. No tienen liturgia, no veneran imágenes. Los pastores se pueden casar.

 En 2016, el homenajeado, Dr. Gerardo Amarilla, alcanzó la Presidencia de la Cámara de Diputados. Su nombramiento estuvo lleno de polémica dado que se decía que era una interrupción en la tradición laica de este país, sobre todo cuando el legislador por Rivera, afirmó en una entrevista al matutino El País, unos meses antes, que la ley de Dios está por encima de las leyes de la República. Bajo su presidencia ocurrieron dos eventos muy relacionados con la colectividad judía: el asesinato de David Fremd y la muerte del Premio Nobel de la Paz, Eliezer Wiesel. Su oficina logró que el parlamento uruguayo les rindiese homenaje.  

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba