Menu

Como un musulmán circasiano, de nombre ruso, es el capitán de Israel.

Como un musulmán circasiano, de nombre ruso, es el capitán de Israel.

Bibras Nathko, circasiano, fue el capitán de la selección israelí de fútbol en el partido de este sábado contra Rumania en un amistoso disputado el  24 de marzo: Israel 1 (Hemed) – Rumanía 2 (Stanciu y Tucudean) , convirtiéndose en el primer jugador no judío en llevar el brazalete de capitán del equipo israel.

Nathko  nació el 18 de Febrero de 1988  en Kfar Kama (Israel)Actualmente juega en el CSKA de Moscú de la liga de Rusia.

Los circasianos en Israel son musulmanes sunitas, y suman unos 4.000 y viven principalmente en dos ciudades: Kfar Kama (Adyghe: Кфар Кама) y Rehaniya (Adyghe: Рихьаные). Envían a cada uno de sus jóvenes al ejército israelí y son uno de los tres grupos minoritarios en Israel reclutados para las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

 Los circasianos fueron originalmente cristianos durante 1,000 años, pero desde el siglo XVI hasta el siglo XIX fueron islamizados bajo la influencia de los tártaros de Crimea y los turcos otomanos. Llegaron a Oriente Medio después de haber sido expulsados ​​de su tierra natal en el noroeste del Cáucaso. Lucharon durante la guerra ruso-circasiana a mediados y finales del siglo XIX contra los rusos, capturaron el norte del Cáucaso pero fueron masacrados (1,5 millones de muertos) y expulsados ​​(1 millón de deportados) por la Rusia zarista del Cáucaso. El Imperio Otomano, que vio a los circasianos como combatientes experimentados, los absorbió en su territorio y los estableció en áreas escasamente pobladas, incluida Galilea.

 Los exiliados circasianos establecieron se Rehaniya (nueve millas al norte de Safed) en 1878, y Kfar Kama (13 millas al suroeste de Tiberias) en 1876, después de haber sido deportado por segunda vez, esta vez desde los Balcanes, por Rusia, mientras las autoridades otomanas asentaron circasianos en áreas del Levante como un baluarte contra los beduinos y drusos que a veces se habían resistido al gobierno otomano, así como cualquier indicio de nacionalismo árabe , evitando establecer a los circasianos entre los maronitas debido a los problemas internacionales que podría causar.

 Al principio, los colonos circasianos enfrentaron muchos desafíos. Los beduinos los consideraban "ocupantes ilegales" de sus pastos, que se apropiaban de sus manatiales, así como los agentes pro otomanos le socavaban su autonomía, y el nacionalismo árabe que surgió tendía a considerar a los circasianos como sospechosos.

 La cultura circasiana también chocaba ocasionalmente con las costumbres árabes, y los árabes locales miraban con horror el baile público de hombres y mujeres circasianos mezclados en festivales. En ese momento, el dominio otomano de la zona era liviano y no existía un gobierno real ni aplicación de la ley, y en varias áreas de la región de Levante más amplio, el conflicto armado no pocas veces estallaba entre los circasianos y otros grupos locales, especialmente Grupos beduinos y drusos en Siria, ocasionalmente con poca o ninguna intervención otomana; algunas de estas disputas continuaron hasta mediados del siglo XX. La comunidad chechena de Siria, que había llegado al mismo tiempo que los circasianos, casi fue aniquilada por enfermedad, guerra y destrucción en 1880 .

Durante todo el tiempo del Imperio Otomano, los circasianos se mantuvieron a sí mismos y mantuvieron su identidad separada, incluso teniendo sus propios tribunales, en los que no toleraban influencias externas, y varios viajeros notaron que nunca olvidaron su patria, por lo que añoraban continuamente.

 Los circasianos israelíes han tenido buenas relaciones con la comunidad judía en la época otomana y más tarde con la comunidad judía en Israel, en parte debido al lenguaje compartido con muchos de los primeros inmigrantes de la Aliyah de Rusia que se establecieron en Galilea. La comunidad circasiana en Israel ayudó con la inmigración de judíos durante el Mandato británico de Palestina, que era ilegal bajo el dominio británico, en parte debido a similitudes culturales relativas, como por tener una cultura sedentaria. Cuando el conflicto entre judíos y árabes comenzó durante el mandato británico, los circasianos con mayor frecuencia adoptaron posturas neutrales o pro-judías. ] Los circasianos lucharon en el lado israelí de la Guerra de la Independencia. A petición de sus líderes comunitarios, desde 1958 todos los hombres circasianos deben completar el servicio militar obligatorio en las Fuerzas de Defensa de Israel al llegar a la mayoría de edad, mientras que las mujeres no lo hacen. En esto, son iguales a los judíos israelíes y las poblaciones drusas israelíes que viven en el Estado de Israel propiamente.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba