Menu

LA DEMOCRACIA ATENIENSE

LA DEMOCRACIA ATENIENSE

Lic. & Prof. E.J.Martinez-Avellaneda ®    

  

 

                                                            

El mundo griego no era lo que muchos de nosotros creemos, pensamos o conceptuamos, un sistema democrático y de libertad. La democracia solo existía en Atenas. No existía la libertad como es conocida hoy en día. Era una libertad tutelada por la mayoría. Fuera justa o injusta.

Grecia en los siglos V y IV ane, (antes de nuestra era) fue principalmente, un conjunto de ciudades territoriales (la ciudad y su territorio) en lucha constante entre sí, por más territorio, esclavos y riquezas. No obstante cuando el conjunto Helénico se sentía o era amenazado por fuerzas extranjeras (barbaros), se unían en confederaciones. El peligro principal venía mayormente de los pueblos orientales sobre todo del Imperio Meda y luego sucedido por el de Persia.

Heródoto, historiador griego (484 al 420 ane) escribió sobre las guerras médicas en la primera mitad del siglo V antes de nuestra era (ane). Su inquisición o búsqueda en el lenguaje griego jónico HISTORIA  se enfocó en buscar la causa que provocó esas guerras, y el odio entre los griegos y los pueblos que llegaban del oriente.

En los pueblos de la Hélade y en otros de Europa nunca se arrodillaban ante otro hombre por más alto cargo que detentaban. A sus dioses se les pedía favores por medio de sacrificios y no de rodillas, en caso de no ser aceptados sus sacrificios se les increpaba a los dioses de pié.

En oriente, ante sus jerarcas los hombres se arrodillaban y tocaban el suelo con la cabeza evitando mirar al superior o a sus dioses. No habiendo desigualdad entre gobernados y gobernantes.

En Grecia, principalmente en Atenas, los ciudadanos varones eran todos iguales y podían ser elegidos a cualquier cargo político si conseguían por medio de la oratoria, convencer a la mayoría. Por ello desarrollaron la oratoria y la filosofía desconociendo la abogacía. Cada ciudadano debía defenderse él mismo de acusaciones o violaciones a la ley.

En Atenas no había esclavos, sí había ciudadanos de segunda, los METECOS. Ellos eran personas extranjeras que pagaban un impuesto y se dedicaban a ejercer sus habilidades u oficios, siendo utilizados para labores comerciales, transportes, agrarias o domésticas. No teniendo derecho a la palabra ni al voto en las asambleas de los ciudadanos.

Esparta tenía una democracia total, los reyes no gozaban de inmunidad ni privilegios especiales. Comían la misma comida y vestían de igual forma y recibían la misma educación tanto reyes como los demás ciudadanos. Ellos elegían a dos reyes que debían gobernar siempre que hubiera acuerdo entre ellos. Pero Esparta dependía de la labor de los esclavos, los ILOTAS. Que eran enemigos capturados en las expediciones de guerra. Esa era la fuente de riquezas que tenía Esparta, el saqueo y la esclavitud.

En el año 350 ane la economía ateniense se encontraba muy unida a lo que hoy llamamos economía globalizada y Atenas estaba muy ligada al comercio. La colonia griega de Massalia, hoy Marsella, vendía vino y Atenas exportaba productos de gran calidad. Vajillas lujosas, además de productos con estilos y diseños a los pedidos extranjeros “barbaros”. Vendían a colonias en el Egeo, para el sur de Italia (Sicilia), a Cartago en la costa norte de Africa en el Mediterráneo. En el Peloponeso, a la Grecia central y al Norte del Mar Negro. Todos los mares eran surcados por naves comerciales. Se construyeron rutas terrestres hacia todos los puertos y ciudades del mundo conocido por ellos.

En la isla de Egina los atenienses en el siglo V crearon la moneda de plata, cobre y bronce que se fueron esparciendo con el comercio por todo el mundo conocido por ellos. Las demás ciudades griegas cuando necesitaban dinero lo encontraban al saquear con sus ejércitos otras ciudades. También lo hacían saqueando a sus propios ciudadanos  por medio de impuestos. Convirtieron los impuestos como herramientas para llenar las arcas y los bolsos de los políticos.

Funcionó bien hasta que todo se desplomó. Así había sucedido en toda Grecia después de las grandes batallas, entre ellas la de Mantinea, que provocó la ruina de Atenas a niveles nunca antes visto. El crédito cesó y se produjo una crisis de confianza en el 350 ane, las ciudades griegas estaban en la ruina. Y como hoy los gobernantes y sus funcionarios repetían; No es la restricción del crédito, es un problema global.

JENOFONTE (430 – 355 ane) militar e historiador griego discípulo de Sócrates y ateniense se había incorporado al ejército espartano y protagonizó la epopéyica marcha de los 10.000. Cruzó Asia desde Persia y logró arribar con sus hombres a Grecia. El narró la implosión económica de Grecia luego de la batalla de Mantinea. Escribió unos consejos para equilibrar y  recuperarse  Atenas. Los intituló OIKONOMIKOS, de OIKOS (hogar) que se traduce como “asuntos del hogar”, esta palabra pasó a ser la base de la actual Economía, o sea en la primera mitad del siglo IV  nació la teoría económica que a fines de ese siglo volvió a usar ARISTÓTELES. El consejo de Jenofonte estaba claro desde el titulo en sí. La vuelta a lo básico es el modo de salir adelante. Todos debemos cuidar la marcha de nuestros hogares y ser individualmente autosuficientes. El concepto económico nace de la tranquila y democrática vuelta al hogar, a la autosuficiencia agrícola ganadera.

Es en ese estado de cosas que la democracia ateniense también se desmoronó. Cuando el dinero y la corrupción derribaron todos los estamentos de la democracia de Atenas.

Una de las mejores definiciones entre la democracia y la libertad la dio el humanista   Benjamín Franklin: “Democracia es dos lobos y una oveja discutiendo sobre que se va a comer al otro día. Libertad y justicia es cuando la oveja fuertemente armada pide recusar a la mayoría, que por ser mayoría no siempre es justa”

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba