Menu

CONSTANTINO I EMPERADOR Y SU CONSTRUCCIÓN

CONSTANTINO I EMPERADOR Y SU CONSTRUCCIÓN

Lic. & Prof. E. J. Martínez-Avellaneda

Constantino accede al poder luego de la muerte de su padre Constancio I emperador de Roma en el 306 como pretendiente al solio imperial. Junto a Maximiano, Majencio, Licinio, Galerio y Maximino. Luchó para librarse de sus competidores. Se casó con la hija de Maximiano y en el 310 venció y dio muerte  a su suegro.

En el 312 tras la muerte de Galerio este le cedió los derechos al solio imperial. Se unió con Licinio en contra de Majencio y Maximino, al año siguiente 313 junto a Licinio derrotan a Majencio. En el año 314 en Milán Constantino y Licinio dan un Edicto permitiendo la libertad de culto a los cristianos “Licere Religio” (religión permitida). Idea de Constantino para reconstruir la dañada moral romana, y evitar un alzamiento cristiano y recompensar a los soldados de ese culto.

La lucha entre los dos se desencadena al poco tiempo y en el 315  se reconcilian. En el 324 Constantino mata a Licinio y queda dueño del imperio romano. Al haber disputas en su propia familia mata a su hijo primogénito Crispo y a su esposa Fausta.

De lo que no hay pruebas palpables es de la existencia del Edicto de Milán, ni lo menciona ningún autor de la época. En la práctica esa supuesta ley romana reconocía a los dirigentes cristianos a sus derechos en plano de igualdad con las demás religiones. La religión oficial del imperio seguía siendo el culto de los dioses tutelares de Roma; Júpiter, Marte y Quirino (Rómulo).

Otro caso de distorsión histórica es el edicto que prohibía el culto pagano. Varios autores cristianos han intentado sin éxito, afirmar que Constantino prohibió la adoración, ofrendas y ritos a la religión oficial de Roma, erróneamente calificándola de mitos.   

Todo se debe a un escrito de Eusebio de Cesárea la, “Vita Constantini” y principalmente en “Demostratio Evangelica” Este apologista y obispo cristiano de una gran judeofóbia, dio inicio a la condena de los judíos como asesinos del hijo de dios “El Mesías” cristiano, liberando al imperio romano de la muerte del mesías. Insultaba a los judíos como sostenedores de una desviación religiosa perversa, peligrosa y criminal.

La lucha consistía en que se olvidara el ORIGEN judío del llamado Jesús y su humilde madre judía de Galilea. Tal es así que se les cambió los nombres, a él, a  su familia y a sus primeros seguidores (apóstoles) de origen arameo – hebraicos por otros nombres, griegos y latinos.

Escritores no cristianos de la época; Libanio y Juliano alegan que Constantino I mantuvo la religión tutelar romana y siempre rechazó los conflictos entre creencias religiosas por el bien personal y del imperio romano.

Debe considerarse también que todos los obispos de los diferentes (usualmente enemigos acérrimos entre sí)grupos cristianos como: Arrianos, Donatistas, Ortodoxos, Católicos, Nestorianos, Coptos, Apolinaristas y etcéteras, aunaban esfuerzos para que el politeísmo romano fuera perseguido en todo el imperio.

No lo lograron, ya que el emperador Constantino I siguió usando hasta su muerte el título que todos los emperadores, desde Augusto usaron; Pontífice Máximo (Pontifex Maximus), de los dioses tutelares de Roma. Él era el Puente o enlace de los dioses con los hombres. Por lo tanto, en esto no hay duda, favorecía al culto romano.

Según el obispo Eusebio de Nicomedia que estaba siempre junto al lecho de Constantino durante la enfermedad (¿envenenamiento tal vez?). Constantinole musitó en sus últimas palabras que siempre había sido cristiano y quería morir como tal. Lo cual el obispo realizó y propagó la noticia, que Constantino era cristiano.

Eusebio presentó luego del deceso  una supuesta carta de Constantino, en el cual el fallecido usaba palabras agresivas contra los judíos.-

 

“El muerto, ni negó ni admitió”   Ud. Señor lector es el juez y decide.

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba