Menu

DALÍ PINTANDO EL JUDAISMO.

DALÍ  PINTANDO EL  JUDAISMO.

DALÍ  PINTANDO EL  JUDAISMO.

 

 

Se decía que el término surrealismo proviene de la palabra francesa, acuñada por Guillaume Apollinaire en ocasión de redactar un programa de mano para la obra musical “Parade”, Surrealisme. Sur en francés es sobre o por encima, por lo que su traducción sería sobre o por encima del realismo. También se lo ha definido como una ampliación de las fronteras de la realidad.

La Palabra terminó designando una corriente artística surgida en Francia entre los años 1916 y 1924, siendo la figura más visible de la misma Andrè Breton. En sus comienzos fue estrictamente literaria y luego, como sucede con frecuencia en el arte, se extendió a otras manifestaciones, entre ellas las artes plásticas, en las que se destacó nítidamente Salvador Dalí. En el Manifiesto Surrealista, escrito por Breton, se explicita que dicho movimiento se sustenta en un “automatismo psíquico puro, dictado del pensamiento sin la intervención reguladora de la razón y ajeno a toda preocupación ética o moral”

Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domenech, tal su nombre completo, nace en Figueres, Cataluña, el 11 de Mayo de 1904, falleciendo el 23 de Enero de 1989, también en Figueres.

En 1920, luego de reiterados fracasos estudiantiles, acepta la condición que le impone su padre para dedicarse a la pintura, estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. Por tal motivo se traslada a dicha ciudad, residiendo en la célebre Residencia de Estudiantes en la que conocerá a Luis Buñuel, con quien colaborará posteriormente en varias de sus películas, Federico García Lorca y Rafael Alberti entre otros.

Lo que viene después es bastante conocido, se trató de un artista que en su extensa trayectoria signó como pocos el siglo XX, llenando además las páginas de diarios y revistas de los años 50 y 60 del siglo pasado con sus excentricidades, convirtiéndose a si mismo en un producto estético, lo cual le valió no pocas críticas, ya sea por su adhesión al Franquismo o por su exacerbado mercantilismo, que llevó a Buñuel a designarlo con un anagrama de su nombre : “Avida Dollars”

formado, como todo anagrama, con las mismas letras ordenadas en forma diferente.

 

                                     Realiza aspectos profundos del judaísmo

 

Lo que quizás no sea tan conocido es que, luego de la guerra de los seis días en 1967, comenzó a incorporar a su obra elementos de la cultura judía, pasados naturalmente por el filtro de su peculiar estilo. Algunos vieron en esto otra manifestación de su oportunismo, intentando penetrar en un fragmento del mercado del arte poderoso, sobre todo en Estados Unidos. Sin embargo otros sostienen que la captación que Dalí hace de aspectos profundos y emotivos del Judaísmo, está originado en un auténtico interés, respeto y admiración por una cultura milenaria.

Todo esto salió a la luz, para quienes desconocían esta vertiente de su creación, en ocasión de realizarse una gigantesca exposición retrospectiva de su obra en la ciudad de Haifa, Israel, entre el 22 de Marzo y el 6 de Abril del corriente año. La misma constó de 500 piezas originales, realizadas entre los años 1915 y 1980, con diferentes expresiones de su talento en pinturas, litografías, dibujos, esculturas, grabados y joyas, bajo la curaduría de quien fue su colaborador, Enrique Sabater.

En dicha exposición algunos desprevenidos espectadores constataron como en el año 1968, con motivo del 20º aniversario de la creación del estado de Israel, realizó una serie de 25 litografías a color con  temas como la Aliyah, (inmigración), A ti te he dado mi sueño, (donde se ilustra el sueño de Jacob con la escalera que conduce al cielo), Se oye una voz, El muro de los lamentos, En las costas de la libertad, (contingentes judíos llegando a Palestina), Htivka, (la esperanza, himno de Israel), Batalla en las colinas de Jerusalem, De las Profundidades, (donde alambres de púas derribados simbolizan el fin del holocausto y el comienzo de una nueva era), Orah Orah, (candelabro con gente bailando a su alrededor) y Ben Gurion firmando el acta de fundación del Estado el 5 de mayo de 1948, entre otras obras de profunda raíz judía donde las letras hebreas están perfectamente dibujadas.

También se exhiben las obras realizadas en 1973, esta vez conmemorando el 25º aniversario de la creación del estado de Israel, con ilustraciones magníficas sobre las doce tribus, dedicándoles después una serie de doce obras a cada tribu, además de recreaciones del Moisés de Miguel Ängel y otras obras que revelan conocimiento y admiración por el tema que tenía entre manos.

Por alguna razón, este aspecto de la obra de Dalí nunca tuvo una gran difusión, lo cual provocó sorpresas varias, sobre todo teniendo en cuenta su adhesión a Franco, un aspecto mas de una personalidad imprevisible y contradictoria en lo personal pero de una obra excepcional que sobrevivirá al tiempo como uno de los grandes artistas del siglo XX, a la par de Picasso y Chagall.

Este Artículo será ilustrado con muchas de las obras mencionadas y que fueron exhibidas en la exposición de Haifa mencionada.

 

 

                                                                      Arq. Antonio Larrea.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


Más en esta categoría: « Israel hogar nacional judío
volver arriba