Menu

Dr. Natalio Daicht: cuanto le debemos a este hombre.

Dr. Natalio Daicht: cuanto le debemos a este hombre.

Carta de lectores. 

Donald Trump o el cuarto hombre.

En esta breve reflexiòn descarto la pelìcula "El cuarto hombre" del año 1983.Y tomo el título prestado a los fines de re-pensar nosotros los judìos cuanto le debemos a Donald Trump, el hombre cuya valentìa fuera de serie, siendo un no-judìo, arriesga el todo por el todo para hablar claro, con verdades, defender a Israel de sus muchos enemigos, y apoyar al mundo judìo para que no se pierda Ierushalaìm o Jerusalem unificada y liberada.

Y si repasamos la historia, vamos a identificar a tres hombres que fueron benefactores para con los judìos.  Ciro, Alejandro de Macedonia y Napoleon Bonaparte.

.Ciro, el rey de Persia entre 559 a.C.-530 a.C.(hoy Iràn) liberó a los judìos del yugo de Babilonia, y les permitiò retornar a Eretz Israel.Luego Alejandro Magno o el grande(356 a.C-323 a.C.), conquistò muchas tierras, e Israel entre ellas, pero le permitiò a los judìos continuar con su religiòn y su servicio

 El tercer y ùltimo hombre de este segundo bloque fuè el militar, y gobernante francès, Napoleon Bonaparte(1769-1821), quièn por su apoyo a los judìos se ganò muchos enemigos exteriores: el Zar de Rusia y la iglesia Ortodoxa, la iglesia Luterana, y tambièn al Clero Catòlico de España; y junto a todo esto muchos(en su propio paìs) hombres de la derecha francesa.

Napoleón quería derechos igualitarios para los judìos, restauro el Sanedrìn en Parìs, y apoyo reiteradamente la idea de reconstruir la vieja Patria Judìa en Tierra Santa.El genial Estadìsta fuè aclamado y amado por muchos judìos de muchos paìses, que vieron en èl una especie de Mesìas, y compusieron Tefilot(oraciones) en favor del distinguido Emperador.

Soy de aquellos que piensa que este Presidente de los Estados Unidos, el nùmero 45, conocido como Donald John Trump, cierra las cuatro patas que sustentan a estos justos entre los gentìles.Y si bien no todos podràn acordar, invito a cualquiera a ver por internet los magnìficos discursos de apoyo a Israel en los foros internacionales, nunca antes visto.Mientras y por el contrario, y lamentablemente, muchos de nuestros hermanos seculares o religiosos, hacen propaganda contra la Medinà en todas partes y en todo el orbe.

Mientras los mosrim o entregadores en nueva versiòn siglo XXI, apoyan a nuestros enemigos de siempre y a nuestros asesinos, por el otro lado vemos que Michael Richard Pence(vicepresidente de USA) gestiona a favor de los derechos judìos sobre la tierra judìa, y la señora Nikki Haley defiende a capa y espada a Israel en la ONU, frente a toda una mayorìa automàtica aglutinada por el odio, la conveniencia, el miedo a los àrabes-musulmanes y a mùltiples presiones que buscan destruir al ùnico Estado Judìo mediante ardides diplomàticos en còmodas cuotas.

Reflexiòn final.

No me cabe duda somos testigos de hechos asombrosos y milagrosos.Un destello de luz y esperanza entre tanta oscuridad.En lo personal, voy a confesar, dejo un hueco en mis oraciones para estos justos, tantas veces atacados e ignorados, para que D'os les de Salud y larga vida.Tambièn prosperidad para su paìs y èxito en todos sus emprendimientos.No tengo dudas se lo merecen, y en especial y a la cabeza Donald Trump, quièn ya tiene en mi opiniòn un lugar en la historia junto a los otros tres grandes.

Esta es mi opiniòn, y lo que siento en mi corazòn, sobre estos gentiles, que superan con creces a muchos de nosotros en nuestras miserias y mezquindades.Y para concluir, el anciano Rabino de mi Comunidad dijo hace poco: "en ocasiones un goi(dicho sin desprecio) entiende lo que un judìo no entiende".Este es nuestro problema, y el obstaculo que nosotros mismos colocamos, ese palo en la rueda que no deja que pronto veamos la llegada de el Mesìas o Meshìaj hijo de David en nuestros dìas y poder recibir la gueulà o redenciòn completa tan solicitada y anhelada por generaciones de generaciones bajo gobiernos opresivos o bajo una lluvia de fuego y de làgrimas o en los campos de extermino que tanto recordamos, y por aquellos otros hermanos alejados y fagocitados por el famoso holocausto asimilatorio.Amèn.

Dr Natalio Daitch

Buenos Aires-Argentina.

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba