Menu

¿ El himno uruguayo un plagio?

¿ El himno uruguayo un plagio?

Carta de lectores. 

Durante muchos años hubo polémica acerca de la autoría de la música del himno. El decreto que aprobó la música, del 26 de julio de 1848, atribuyó oficialmente la misma a Fernando José Quijano (1805-1871), militar, actor y músico aficionado. Según algunos contemporáneos, Quijano tocó la música del himno en su casa de calle Washington 244 entre Pérez Castellanos y Maciel ante un grupo de amigos, entre los que se contaban el propio Francisco Acuña de Figueroa, el poeta argentino José MármolJuan Manuel de la Sierra y otros.

Sin embargo, la música del himno es armónicamente compleja, con reminiscencias de Gaetano Donizetti y Gioacchino Rossini, elementos que hacen casi inverosímil que un músico aficionado haya sido su autor. No cabe duda de que en la partitura hubo una intervención decisiva de Francisco José Debali (Ferenc József Debály) (1793-1859), músico nacido en Hungría y educado en Italia, de sólida formación, que llegó a Montevideo en 1838 con el título de maestro de bandas militares del Piamonte.

Actualmente existe cierto consenso en que Quijano habría esbozado la melodía y que Debali la habría orquestado y dado el carácter sinfónico, netamente rossiniano y operístico que la caracteriza. Sin embargo, de acuerdo a algunos autores, la melodía de las estrofas es muy similar al concertante del Prólogo de la ópera Lucrezia Borgia de Gaetano Donizetti. Ésta se había estrenado en diciembre de 1833 en el teatro de La Scala de Milán, cuando aún Debali vivía en Italia. Se sostiene que es casi imposible que Quijano conociera la obra y, por tanto, no habría sido él quien esbozara la melodía.[cita requerida] Otras versiones afirman que Quijano ayudó a Debali a interpretar el texto y comprender el espíritu de la letra, por carecer del cabal dominio del español.1​ En una carta publicada en la prensa en 1855, Debali expresó que Quijano “...tuvo efectivamente alguna parte en la composición de la música, porque él fue quien me hizo penetrar del espíritu del Himno, y en cierto modo del tono que debía asumir aquella”.2

El himno con la música actual se ejecutó por primera vez el 18 de julio de 1845, en la Casa de Comedias de Montevideo, en plena Guerra Grande.3​ Noventa años más tarde, el 20 de mayo de 1938, un nuevo decreto incorporó arreglos de Gerardo Grasso y Benone Calcavecchia.

La música del himno paraguayo también es atribuida a Debali, aunque oficialmente, la autoría de la reconstrucción corresponde a Remberto Giménez. En 1934 se publicó el resultado de la encuesta realizada por el Instituto Paraguayo (Ateneo Paraguayo), que buscaba determinar el autor de la música. El gobierno, luego del dictamen de la comisión especialmente integrada para el efecto, declaró auténtica la versión reconstruida y presentada por Remberto Giménez.

El himno Uruguayo dicen que se parece más a una ópera que a un himno, y su melodía principal, es exactamente igual a un fragmento de una ópera de Donizetti: Lucrezia Borgia.

Escuchemos el video adjunto a partir del minuto 2. 10 y se sorprenderán
Hay evidencias de que Debali pudo haber escuchado la ópera algunos años antes de componer la canción, ya que fue representada en Montevideo en 1841, y también pudo haberla escuchado en Italia. No había YouTube ni siquiera discos (!!!!????!!!!!).


El himno y la ópera comparten nueve notas idénticas. Pero los defensores de Debali dicen que estas notas sólo representan una cuarta parte de la ópera, de dos horas de duración, y que se trata de una mera coincidencia.
El problema no se resolvió durante los años de vida de Debali.
Por otra parte, la enérgica apertura del himno de Argentina también fue definida como "plagio" por sus similitudes con una obra de Clementi.
A Enoch Sontonga, compositor del himno de Sudáfrica, a menudo se le acusa de haber obtenido la melodía del himno de la canción Aberystwyth, obra del compositor galés Joseph Parry.
Ambos ejemplos parecen bastante descabellados. De hecho, podría decirse que es casi una tradición "tomar prestadas" las melodías, en lo que respecta a los himnos nacionales.
“God Save the King”


El primer himno de la historia -de acuerdo con el concepto que tenemos hoy en día- fue el God Save the King (Dios Salve al Rey) de Reino Unido.
Se trataba de una canción tradicional, redescubierta en 1745 durante la invasión del Príncipe Carlos Eduardo para restablecer a los Estuardo en el torno británico.
La derrota no tardó en llegar, pero el God Save the King se siguió cantado por décadas, hasta el punto de que otros monarcas comenzaron a considerar la opción de tener, también, su propio himno.
Pronto, esta melodía sería usada en Dinamarca, Alemania y Rusia. Incluso se convirtió en el himno del Reino Unido en Hawái. La gente reproducía la música e inventaba la letra.
Misma melodía, distinta letra
Entonces, otros países decidieron que era importante tener su propia melodía.
Sólo un país fuera de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) se negó rotundamente: Liechtenstein.
La gente allí cantaba el Oben am Jungen Rhein (Sobre lo alto del joven Rin) -la misma melodía del himno británico- sin ni siquiera pensar que un inglés podría cantar la misma canción con otra letra.
Sabían, por supuesto, que compartían la melodía británica, pero se sentían muy orgullosos de su himno.
"Siempre fue muy popular aquí y jamás nadie se planteó cambiarlo", dijo el príncipe soberano de Liechtenstein, Hans-Adam II.
Estonia y Finaldia también comparten la melodía de su himno. Algunos dicen que dicho himno, compuesto por el compositor alemán Fredrik Pacius, fue basado en una canción de taberna de Alemania.
Muchos himnos utilizan melodías populares.
Samuel Cohen -quien compuso el himno israelí Hatikvah (La Esperanza) en 1888- explicó que tomó la melodía original de una canción tradicional rumana, aunque algunos aseguran que la "robó" de una pieza del compositor checo Bedrich Smetana. (En cualquier caso, la melodía fue escuchada por primera vez en Italia, en el siglo XVII).
Hay más ejemplos pero se haría muy largo el texto y nadie lo leería

 

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba