Menu

Daniel Kupervaser, desde Israel- LOS GRISES-

Daniel  Kupervaser, desde Israel- LOS GRISES-

Estimado Mauricio

 

Hoy leí un comentario tuyo en Facebook relacionado con el conflicto con los palestinos que decía: ¡Qué difícil poder ver el abanico de grises!

 

Como valoro mucho tus posiciones y comentarios, ante tu llamado de atención quisiera hacerte llegar mi opinión al respecto.

 

Yo creo que existe un gran consenso respecto de las grandes dificultades, y tal vez de la total imposibilidad, de resolver el conflicto vía un acuerdo de paz permanente. Como se dice en Israel, gran parte de las promesas y visiones de lo que se denomina la izquierda israelí que “la paz está a la vuelta de la esquina” están escritas sobre el hielo. Con el calor de Medio oriente no duran más de un día.

 

Ante esa situación, la sociedad israelí no se debe preguntar ¿cómo conseguir la paz?, sino ¿que se puede hacer para ubicarse en la mejor posición? O sea, la pregunta más importante en este momento sería ¿cuál la mejor política que Israel debe tomar en este momento?

 

No me interesa la solución más apropiada para los palestinos, ni me tengo que preocupar por la creación de su estado independiente. Los palestinos no son mi problema. A mí me preocupa el destino y seguridad de Israel con respaldo universal.

 

Antes de comenzar a responder, creo que vale la pena poner sobre la mesa algunos hechos, a mi entender, indiscutibles.

  1. La población palestina de Cisjordania no se va a mover del lugar ni Israel la puede deportar.
  2. Continuar eternamente el statu quo vigente con población palestina bajo mandos militares y carente de derechos civiles básicos, necesariamente conduce a un rechazo internacional del judaísmo y de Israel con el reconocimiento que se trata de un estado racista que impone un sistema Apartheid.
  3. Israel puede anexar los territorios declarando su soberanía y otorgando ciudadanía israelí a todos los palestinos. Esto necesariamente sería el comienzo del estado binacional, tan peligroso para el destino de Israel
  4. La creación de un estado palestino independiente (con cualquier tipo de retirada israelí de Cisjordania aceptada por los palestinos) necesariamente incrementa significativamente la inseguridad de Israel, situación que la mayoría de la sociedad judía de Israel no está dispuesta a aceptar.

¿Qué hacer?

  1. Israel declara que sus límites oficiales son los de la línea de armisticio de fines de la guerra de independencia (denominados línea de 1967). En términos de 20 a 30 años se propone desmantelar toda la población judía de Cisjordania.
  2. En tanto y en cuanto la seguridad de Israel lo exija, ante la falta de garantías palestinas válidas y suficientes, las fuerzas de seguridad de Israel se establecerán en territorio que lo consideren necesario, inclusive en Cisjordania. Su retirada estará condicionada a garantías que satisfagan y sean convincentes. La desconexión de Gaza de 2005 fue un ejemplo que el ejército estaba emplazado en esa franja en defensa únicamente de los colonos y no de Israel. Se entiende el desmantelamiento de las colonias, pero si el ejército allí estaba para defender a Israel ¿por qué motivos lo retiraron?

La colonización civil judía de Cisjordania es un delito de guerra y tienen razón todas las naciones del mundo que no aceptan soberanía israelí mas allá de las líneas de 1967. Por el contrario, Israel sí puede controlar militarmente esa región, si su seguridad así lo exige.

 

Bajo estas condiciones Israel puede negociar todo acuerdo de paz durante todo el tiempo que sea necesario, y, sobre todo, sin ningún peso moral sobre el estado y los judíos del mundo.

 

El problema no es seguridad. El problema son las colonias. Si el ejército en Cisjordania hoy en día brinda seguridad, no hay ningún motivo, (salvo el hambre de expansión territorial) para que no sea cierto sin las colonias.

 

Te saluda

 

Daniel  Kupervaser Desde Israel 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba