Menu

Escriben los lectores: Natalio Daitch, la controversia con Polonia.

Escriben los lectores: Natalio Daitch, la controversia con Polonia.

Polonia ha tomado la iniciativa para no quedar en una posición incomoda frente a cualquier reclamo por responsabilidad frente al holocausto nazi.Y si bien es sabido, y no por casualidad los acòlitos de Hitler eligieron a Polonia como principal matadero de judìos, aprovechando el antisemitismo reinante en grandes franjas de la sociedad polaca no-judìa de aquellos tiempos, tambièn es verdad que no todos los gentiles polacos fueron còmplices, y hubo muchos casos de personas que arriesgaron sus vidas para proteger y salvar judìos.

Es  evidente que el tòpico a mi entender esta mal orientado o si se quiere mal manejado.

Se deberìa resaltar que tanto polacos judìos como no judìos fueron victimas de los nazis por igual, mientras que los delatores, còmplices y asesinos de judìos de orìgen polaco fueron o si aùn viven deberìan ser castigados.Por mucho que nos duela(mi bisabuela y parte de mi familia materna asesinados por los Hitlerianos y sus grupos de fusilamiento en suelo polaco), no podemos culpar al colectivo polaco, ya que en ese momento no tenìan ninguna capacidad o fuerza para impedirlo.

Obvio que nadie jamàs podra olvidar lo sucedido en Jedwabne, o a las victimas judìas del pogrom de Kielce en 1946, pero no podemos arrastrar en ello a todos los polacos de ayer ni de hoy.

Por ùltimo, son ciertas las afirmaciones del Premier de Polonia Mateusz Morawiecki, de que tambièn hubo "perpetradores judìos", de hecho hubo Judenrats o consejos judìos, policìa judìa con porras de goma que apaleaban judìos en los guetos, kapos en los campos de exterminio, todos ellos coaccionados o presionados por los esbirros de las SS mas que por voluntad propia, y con baja capacidad de maniobra, fueron creados a los fines de facilitar la tarea de liquidaciòn en masa de judìos en los guetos y en los campos de aniquilaciòn y gaseamiento.

Para concluir, se podrìa argumentar que no se podue comparar la situaciòn de los judìos colaboracionistas o no, con la capacidad de maniobra de parte de los polacos no-judìos en aquellos años, pero lamentablemente, la complicidad de algunos miles de judìos sea cuales fueran sus razones para colaborar con los nazis existiò.Mi tìo abuelo Naftali Karchmer Z"L que fuè soldado en el ejercito polaco, y luego partisano hasta la liberaciòn de esa parte de Europa por parte del ejercito Soviètico, nos lo habìa comentado hace varias dècadas atràs.Un capìtulo de los mas oscuros en nuestra historia, donde un hermano o cuasi-hermano se vuelve o es utilizado contra su propio pueblo como traidor o por lo menos còmplice.

Finalizando, una cosa no puede disculpar a la otra.Pero entiendo que se deben abrir canales de diàlogo y no de confrontaciòn o de imposiciòn con el gobierno y el pueblo polaco que en su gran mayorìa fuè màrtir, y trillado en pedazos por los teutones, de igual manera que lo sufrieron nuestras familias que sufrieron lo imposible en un lento calvario a lo largo y ancho de todo el viejo continente especialmente(aunque no unicamente) en Polonia, sea su recuerdo para bendiciòn eterna.

Dr Natalio Daitch

Buenos Aires-Argentina

 

Enviar comentario sobre la nota al Director...

Su Nombre: *


Su Email: *


Asunto: *


Sus Comentarios:


volver arriba